ni chivatos ni chivatas ni agentes secretos

22/5/10

PUES ESO : EL 'AUJERO'

SÁBADO 22 DE MAYO DE 2010
EL 'AUJERO'
Casi todos los apaños domésticos suelen tener un final feliz.
Si se trata de chapuzas de bricolaje, por las mejoras conseguidas.
Si el tema era modificar los complementos del hogar, por el gustirrinín que se siente de ver por fin la casa como un pincel, con otro toque de confort, o sea sin ir más lejos por la cortina y el estor a juego que decidiste para que todo gane en aire de modernidad, harta de la decoración durante ocho lustros. Hoy toca renovarse.
¡A por ello! Una escueta sinopsis de los hechos gloriosos basta y sobra para captar las menudencias de lo ocurrido:
En esta ocasión, la pericia irrefutable del cortinero y la tecnología punta de su ayudante obraron el milagro, pero por los pelos, no vayáis a pensar!
La faena estaba programada para realizarse en una horica escasa. Dos a lo sumo. Daba tiempo de ir al cumple de Pablo. Eso tenía planeado.
Hasta que se  enredaron los cables de mala manera y ya la debacle casi total.
El cortinero, mi amigo de toda la vida, subido a carramanchones en la escalera, daba órdenes precisas al ayudante: "!Destornillador!- No sirve. Cambio. -Otro destornillador de estrella. Tampoco. -A ver, martillo y tenazas! ¡Ya, fuera lo viejo. Vayamos a una nueva agujereación-colocación"!
Y comenzaba imparable el fragor de las sudaderas a fuerza de tanto subir y bajar los peldaños.
-"A ver, ese taladro, dale firme, que entra, que entra!
-¡¡Socorro, entroooooooooó, pum, hasta el fondo sin fondo!! Oh, con esto no se contaba. Tremendo desconcierto. El orificio daba de sí para dos manos a lo largo. ¿El diámetro? Vamos, que cabía un poste, fijo.
¡Madre mía, no daba pena la perforación de la pared, con semejante 'aujero'. Lo que movía a compasión era los chorros de sudor que caían por la cara descompuesta del cortinero y su hermano, subcortinero técnico que lo miraba desesperadmente... Ni más ni menos aquello era caer la gota gorda. Inenarrable lo de los 'ex- pinillas'. El paso siguiente era apañar del mejor modo el estropicio, y que cortina y estor fueran colocados como estaba mandado ocurriese. En este punto crucial intervienen al alimón la casualidad y la destreza . Y tener a mano un cacho madera bien largo y gordo, tanto como el mencionado boquete.
Así se hizo, quedando repañado el desperfecto a toda prisa. Todo el trabajito llevó sus buenas cuatro horas, alto bajo.


La anécdota culminó sin más contratiempos, menos mal. Y en premio, fuese el cortinero obsequiado con una cerveza fría. Se la había ganado a pulso, para ser justos. Aunque para la próxima, le encargaré una prospección previa, por si acaso.



21/5/10

SOLSTICIO DE VERANO

SOLSTICIO DE VERANO




Deleitábase Ponciano
hundiendo en canal la lanza
cuando se extraña , y aparta
lo que ase con sus manos.


Mas es hondo el laberinto.
De negror está tintado.
El pobre extrema el cuidado
y por no palpar a tiempo
hasta el fondo se ha adentrado
y ya no aguarda remedio.
La esgrima por la canal
con agua melosa en medio
se funden ciento por ciento
y sabe fenomenal.
Busca y rebusca el calisto.
Su melibea se azara,
se le acrisola la cara
y se prende el fuego fatuo
cuando ya todo está listo.




El éxtasis amoroso
entra en fase decisiva,
lagrimicas y saliva
en encuentro provechoso
del principio hasta el final
la zagala y el zagal
se arrumacan deseosos.


Y es tanto lo que disfrutan
que hacen capítulo aparte
prometiendo repetillo
poniendo cinco sentidos
como requiere este arte
para dos que lo degustan.












.

16/5/10

JULIO; JULIO (Recital)

PARA LA NOCHE (Erótica, 2010) [PRESENTACIÓN]















A mi cielo de Julio


le sueltan perlas


y le hiere una espada


de plata. Inmensa.






A mi noche la abrasan


los soles. Joyas.


Mil amores furtivos


su rostro estrechan


y le tienden un mimo


de manos. Fiesta.






El rumor con las voces


al aire, sueltas,


ha estallado fundido


de risas. Locas.










A mi noche de Julio


reina la nombran.


No la hieren amores.


Le sueldan perlas.


Le lucen platas.


La airean rosas.










Y le incendian palabras


de embrujo. Poetas.


A mi julio le cuentan


doce espejos de luna perlada


de versos. Coplas.






























PRESENTACIÓN










Como en un vuelo ha pasado un año desde aquel recital de poesía erótica que nos congregaba en este mismo escenario. ¿Recuerdan? ¡Como olvidarlo!


Con la plata inmensa que da una noche de verano, estamos a punto de inaugurar para todos ustedes la fiesta.


No van a estar ausentes ni las risas ni las lágrimas alegres:


Vamos a adueñarnos por unas horas […] de la locura inocente que nos prestan el amor y el erotismo a partes iguales.


Ustedes serán testigos de ello.


Al final agradeceremos la brisa cálida con aroma de rosas en el aire, cuando guardemos para nuestro recuerdo las últimas llamaradas de los versos, hechos poesía o copla.


Compañeras inseparables serán la música y las imágenes.


Es un placer compartido por todo el Club de Lectura de La Almunia inaugurar para todos ustedes, querido público amigo y queridos autores recitadores, cómplices en este Recital, el festejo de las palabras.


Perlas. Locura. Aire. Rosas. Plata. Luna. Verso . Copla.










COLORES CALORES

LUZ Y COLOR (Para la Poesía Erótica)













A la sombra que el fresno le brindaba


reposaba la moza de su antojo


y, no habiendo cerrado aún el cerrojo,


deja paso al compinche que aguardaba.






Como tórtolos vanse a la espesura,


no sea cosa que entrando en el destape


ciegamente, la mano se desate


para hacer la caricia con soltura.






Sube y baja la ninfa descocada.


Baja y sube trepando el atrevido


y la fronda del bosque no ha servido


de cortina y telón a la estocada.






Los intentos se tornan alborozo.


La paloma al palomo muestra el nido


y el palomo se queda entretenido


en la estancia. No cabe mayor gozo.






Ha empezado el concierto deleitoso


de requiebros, de trinos y de tientos.


Y, afinado, el solícito instrumento


a las notas se aplica presuroso.






Del l adagio se pasa al moderato.


Del allegro, al cantabile iocoso.


Y concluye la eterna sinfonía


en prestísimo tempo, più stacatto.






A la luz de la luna brilla el fresno.


Cae la noche para los pajaricos


que al instante se quedan dormidicos,


agotados por tanto desenfreno.





12/5/10

VIAJE AL FIN DEL MUNDO

CÁNTICO
La de un viernes de agosto
por ser llena.
La de un jueves de abril,
por renombrada.
La del cuento de niños que se asustan.
La que pintan brillante, fría y gualda.
La que canta un poeta en sus poemas.
La que finge que a todos da la cara.
La del sueño de los enamorados
viendo en ella el espejo de sus almas.
La que no tiene miedo a que la pisen.
La que sale de noche, solitaria.
La tontona. Y la llaman Catalina.
La que es triste, sin luces y sin agua.
La de disco redondo, cuando plena.
La de cuerno al derecho, si menguada.
La que pronto será nuestro destino
si es que atina el programa de la NASA.
La que arbitra las noches y los días
La anunciante de la semana santa.
La que viste de manto con estrellas
a la niña que quiere ser muy alta.
La que gime cuando la agita el viento.
La que ríe, porque nadie la alcanza.
La que asiste puntual como testigo.
La que tiene su oficio y no se cansa.
La del “Claro de Luna” de Beethoven.
La que en hora feliz fue mi aliada
.


Que te canten, te digan mil piropos,
Luna grande, redonda, despejada.




Zaragoza 5/08/72
16/04/81

8/5/10

FUEGOS ARTIFICIALES

¡Oh, Mayo, tiempo vivo,
ah, Mayo generoso
herido todo de sol!

Ni te contenga
la carga imaginaria
de oscuras prendas.

O  aquel olvido
será la blanca esfera
de tus prodigios.