ni chivatos ni chivatas ni agentes secretos

22/8/10

¡MAMMA, QUÉ GATO!

Estoy enfrascada en una fase decisiva del sueño, cerca del amanecer, creo, a juzgar por la neblina azulada lechosa que medio me ilumina. Cuando se está a un paso de alcanzar el final feliz y el día se precipita.
Súbitamente dejo el sueño en suspenso, siento una presión blandita que mulle mis tobillos y mis rodillas. ¿Qué suave tacto es éste, que me acaricia?
_No, ¡no puede ser!, exclamo sin discernir sueño de realidad.
Movida como por un resorte, parpadeo, miro de reojo, me incorporo de un brinco endiablado y en ese mismo momento, en salto de tigre, hace lo mismo huyendo por la ventana ¡un gato pardo con pintas negras!
De película. Todo ha sucedido a increíble velocidad. En un instante el felino fatal se ha cargado el tiempo onírico profundo, cuando la realidad se vive irreal, precisamente. Cuando la sensación gana en levedad y el espacio parece materia flotante, flotante.
_¡¡Mal gato!!, he acertado solo a gritar.
Apenas el suceso ha ocurrido en cinco segundos. Cinco eternos segundos, cinco. No ha hecho falta más para espantarnos, el misino, naturalmente y yo, por razones obvias.
Del gato no he vuelto a tener noticas. Ni ganas me quedan si no es porque en la próxima aparición estaré prevenida y le plantaré cara. Si quiere un cuerpo a cuerpo, lo tendrá. Me sobran arrestos.
Por lo pronto, hoy cierro la ventana, manque me abrase.
Si regresa, que llame y ya decidiré si abro o le propino un estacazo.
Lo tiene merecido.
¡Qué negras tenía las pintas sobre marrón!

17/8/10

CRISTAL DE AGUA


           Cristales cantarines
       salpican agua,
       se esconden entre rejas
       verdes de hierba,
          rojas de sangre,
          blanca azucena.
      Olé con olé, niñas
      mirad qué tiernas.


        Agüita de la fuente
        lava sus penas.


   Cristal endurecido
  rotas sus hebras
  hasta la sombra
  verde de hiedra
  roja de espuma.
  Blanca y morena.


      Agüita echa la fuente
      para las penas...


 Plata de roca pura
 no te entretengas
 y cúbrelas de arrullos
 a las dos reinas.
 Dos, en mi cuna,
 pisan la alberca.
    
    Agüita de la fuente,
mansa y risueña.

13/8/10

"LAS LÁGRIMAS DE SAN LORENZO"

Cualquier fecha es evocación de otra pretérita.
Solo alguna perdura en la memoria.  El resto se confunde entre cenizas. Lástima.

             (Por mi hermano Marcelino) 
 Miro, por buscarte al firmamento,

que el oscuro oculta tu silueta,
y déjanme a solas con mi llanto.

Muy te fuiste Lorenzo en silencio,


en el mismo que viviste tanto
y en él ahora envuelves tus palabras
de seda y aromático encanto.


Mas te veo, hermano y te suspiro
y me ahoga mi garganta entretanto


Ahora entiendo, ahora sólo entiendo
por qué tus estrellas son fugaces...


que cruel me oculta el firmamento...
Mis ojos fuente son ahora de lágrimas.


  [Hallóme Granada un tal 'sanlorenzo'
y ya no hubo trovos
por falta de tiempo.]


Rendirte queremos
honor merecido
que aprisa a otros mundos
llevaste contigo.


Contigo al recuerdo,
sin ti ya al olvido
los sones del órgano.
Reino de los vivos.


De santos 'Lorenzos'
se escuchan suspiros
porque era tu fiesta
con años cumplidos.


Agosto callado
hoy se ha enmudecido.
Solas siete sombras
de sol laurentino
renacen alientos
a su fiel hermano,
del amor. Cautivos.

[Por PiliMªPilar]



12/8/10

MORA TE HICIERON Y BLANCA

‘A Granada’



Granadina de sabores.
De aromas henchida, grata.
Sacro el monte que te envuelve
al son de zambra gitana...





Mil palabras dispusiera
si mil ideas guardara
para cantar la belleza
bajo una sierra nevada.


Cercada de mar y montes.
Con un vigía en su Alhambra
y el clamor del agua limpia
que el Darro te brinda, intacta...

Granada, cuna de reyes
y de moras cautivadas.
¡Quién besara tu regazo
y a tu encanto se abrazara!