ni chivatos ni chivatas ni agentes secretos

26/1/11

¿CUÁNTOS SOY



¿Qué somos? ¿Lo que aparentamos?
Como mínimo somos lo que somos (1)
Y lo que comemos (2)
Y lo que leemos (3)
Y lo que amamos (4)
La relación se torna insensatamente larga.
Me quedo con el primer epigrafe, que da mucho de sí:
No es fácil tomar conciencia acerca de quién se es si no sabemos quiénes somos a la vista de los demás.
Sucede que en la vida privada, sin que concurra absolutamente ningún factor testigo, proyectamos nuestro verdadero perfil: particular, intransferible. Es entonces cuando uno se siente ser. Y paralelamente ponemos en juego como etiquetas para que los demás nos vean en esa otra realidad, maquillada o al menos controlada, de la que también somos dueños. Lo que ocurre en cuanto dejamos de estar solos.
A costa de pensar y decidir quién diablos soy llego a la conclusión de no ser aún nadie.
Descorazonadora la duda. Pensaba estar en posesión de mi filiación por la que, dícese, pasaré a la historia, cuando me asalta la voz de la conciencia reprochándome mi maldita 'doble' personalidad. Solo oigo un rumor acuoso que proclama mi inocua verdad: "..Pero si es "buena gente"...!

23/1/11

SE ME REVOLUCIONA EL CEREBRO

Ya que nada poseo susceptible de revolución que no sea la caja-almacén de mis pensamientos. Eso, concediéndoles la ubicación en el casquete capital... Me arde la cabeza de tanto malpensar.



Lo que quiero decir es que me satura, me puede, me dan las furias, oir dale que dale a Mr. Gachet-de Rajoy-preMonclóico en su discurso. Ya me lo veo, y es que se me aparece además ¡ademásss! en lo mejor de mis sueños siempre susurrando lo mal que lo va a pasar cuando se suba al trono por culpa de la m...da de herencia que le deja el impresentable cetapé.


Hasta este punto, no discriminado del puro sueño erótico, ¡válasme nuestra señora!, transijo un poco. Ahora bien, me aplico rápido a esta verdad:


"De los tuyos hablarás pero no oirás" y así me mientan a mi cetapé, solo tengo arredros para gritar con fervor: 'A éste no me lo toquéis, porfa'...


Seguiré otro rato argumentando la defensa de mi cliente.

Al otro, losRajoyssss, que me perdonen: Como quien oye llover. Ni caso.


Continúo tejiendo hebras doradas. Pienso, luego no sé si no existo.

22/1/11

LA ROSA DE LOS VIENTOS

Quiero querer lo que los niños quieren,




feliz con las tempranas alegrías.



Feliz, si al negro de la noche sigue el día.



Feliz de ser feliz. Y serlo quiero



sin cortes, sin reservas, sin prejuicios



que me sirvan de freno, sin sonrisa.



¡Cómo quiero los fuegos y las nieves



que me prestan ardores y ma abrigan.



Quiero. Y quiero querer lo que más quiero.



Quiero amar a raudales esta vida

Jimmy Fontana - Il Mondo



EL MUNDANAL- Il Mondo






Gira el mundo y da vueltas
sin retorno.
Todo gira y no siente
los vaivenes.
Ni las cuestas.
Las que alcanzan, rampantes, las glorias de este mundo,
por traidor, envilecido.
Las bajantes al fondo,
enmudecido.
Unas y otras por el cosmos
de la blanca galaxia.
¿Dónde busco las razones
de mis 'Giros'?
¿Dónde puede encontrar
Il Mondo alivio?



19/1/11

DON LEOPOLDO Y 'SANSEBASTIÁN'



Sillas mecedoras,
caballos girantes.
Moñacos, juguetes
y ruedas de coches.
Madericas rojas
de los abanicos
a un cucú dan aires
de día  importante.
Suena la sonata
graciosa,  chocante.
Hoy es fiesta entera,
Sebastián, patrono
y Santo cuasante
de mucho  alboroto
por La Almunia, grande.

Leopoldo Mozart
no se imaginara
fueran a ser útiles
tan bellos compases.

9/1/11

PERDIGONES

A éstas que cae por mis manos cual maná apetecido 'El dardo en la palabra'.
Bien.  De estar entre nosotros el señor Lázaro Carreter,  sin lugar a dudas habría dedicado un espacio de su glosario  a alguna barbaridad que se le quedó en el tintero por falta de tiempo o por inoportunidad del mismo.
Ahora,   para suerte y deleite de quienes  lo leímos en vida,  el  Heraldo  nos sirve los  sus dardos en bandeja, a precio simbólico de regalo.
Como reconocimiento personal, me permito ilustrar este pasaje con unos perdigonazos, a expensas de reconversión en dardo. Desde donde esté vigilando la autoridad, sabrá de sobra disculpar mi atrevimiento.
Vamos a ellos.
1. El motu propio. O sea , como la vespino particular, volando y cortando el viento, llega a nuestros oídos imparable, como si tal cosa.   Hay que oirlos a ellos, las más de las veces es a ellos, aunque últimamente también ellas se montan alegres en la motu propia,  ¡quia!  Ni punto de comparación lo que hagan de esta guisa, vamos!
2. La climatología.  Se nos mete por todos los poros de la piel, máxime en invierno, por el rigor. Y en verano, por la calor. 'Aquí , mire usted, la climatología es muy, muy, muy dura, si lo sabré yo'. Y nada, a medir la climatología , que ya les vale. 'Hoy  los mercurios marcan la friolera de diez grados o así de climatología'. Lo nunca visto.
3. La Analítica.  '¿Sabe?  Mañana me hacen  la analítica'. ¡Hala pues!  Donde esté una analítica bien hecha que se quite cualquier análisis de sangre o de qué sé yo qué,  clínico fiable.  Pero lo dicen  no solo los  sufridos analizados de a pie, sino con gran seguridad en sí mismos los del personal de la materia.... gris...que campean que es un gusto con diccionario bajo el brazo,  por si acaso.
No hay quien ponga freno a estos voc(h)ablos que forman parte de nuestra conversación y nuestras mesas mientras esperamos nos sirvan los entrantes.
4.y 5. 6.  Otro día daremos cancha a los cada día más intrépidos a priori ,  a posteriori y a groso modo. Que éstas sí son perlas buenas, a fe. Hoy sería dilatar innecesariamente el artículo. Y admitiendo que 'lo bueno si breve dos veces bueno ',  mejor pararlo  a tiempo.
Que lo disfrutéis, queridos seguidores.

1/1/11

Mikel Laboa y Orfeón donostiarra - Txoria Txori




 Como pájaro sin alas cuando
no tienes amores que te protegen.
Como alas  de pájaro mañanero
cuando sobrevuelas solo los cielos
eternos.
Así estás tú, bien mío,
poniendo cancelas 
 al amor que aprende a escaparse,
sin esperar.