ni chivatos ni chivatas ni agentes secretos

18/2/13

SOBRECARGA IGUAL EN VERSO




['Lo más indicado es reconducir la carga
Descolocarle  el sambenito infame por  ineficaz']


'He visto floreciendo los arces y los tilos
He llamado bonanza al sol cumplido en celo
y en siguiendo la estela, al punto me cegaba
insólito el color, ausente el duelo.'
Total reverdecido de los  campos de Marte
aún hoy titubeantes, a expensas del secano.
El cielo justo en bandas
a fuerza de aire fresco
no escatimó posarse, regalo en primaveras.
He clamado cercarle a la negrura
el paso solo y más  cerrando
ventanas pesarosas
por calar un desliz de sueño amante
a la luz refrenada,
canto y mil en nocturnos.

tiempo tal,  traicionero  ingrávido,
no sopesabas, mientras,
si las cargas restaban solo en verso'

11/2/13

ÁTOMOS IMPROPIOS

 


  [Nunca saben quiénes. Así tantos]




Átomos de incienso fraguado 
caen en vacío,
disculpándose a duras penas.
No saben por qué


   Y

Huele a tormenta doliente
La tormenta se ha desesperado

El frío huele a pobreza
 La pobreza está gris
Solo entre  gris con  negro, un paso
Pasos cortos, tiros largos
De largo ni aun pasar
 

Pasa el trueno
La desesperación
El frío

El negro y el trueno vano
El luengo engaño
 Solo pide permiso un
A

R
C
O  
  I R I S
Después  sucede
la estrepitosa caída

      Y
el goce  por costumbre
regresa en precario
hasta desaparecer.
Átomos
átomos
átomos
visos 
congelados
 variantes de crueldad  hecha  fiera.

Nadie acierta  a  ponerle costuras
al océano
total. Inerte

  Y
engrandecido
entre dos labios estúpidos
muere
deshilachado.

 

3/2/13

DEL INFIERNO UN PARAÍSO







['Qué otro edén te alcanza, sin pliego ni manjar']



'Por que desaprobases,
vida,
el elogio,
mártir viajero en dos rumbos.
Ahí te enclavaron,
mensajero de inviernos,
o afirmaras solo tornar paraísos,
solos,
reinos de quietud para sufrientes.
Por que instilaseis
néctar ocasional en dos volúmenes,
ahí os pusieron,
inasibles vecinos de escalera,
a despeñar empeños
a desdeñar infiernos
a cautivar morillas de alféizar,
escogidas.
Por nada más
que bocados suculentos,
maná de dioses tristes,
estáis unos tras  otros
mártires
viajeros
de mensaje
sufridores
reidores en  marfil
posando entre las láminas en blanco de algún genio.'