ni chivatos ni chivatas ni agentes secretos

31/10/13

A UN MAL-AB-ARISTA, DOS






¿Qué puede existir detrás de los vidrios con un solo árbol, con una sola nube?
[Rosamel del Valle]
 

['de soslayo, galaxias son siniestras. diestras vivo']



 

de poco le sirve al orto

se le escondan cristales

de vestir tragedias


al mal

-abar

lo vendAn

arces Y enebros

apostados como quien sufre

de madrugadas al temple.



estro simple,
árbol me extiendo
y vidrio
te sé.

que miras
pues te callas ecos de euforia.


de nada se sirve infieRno
muerto a miles
todo abismo


un sommier laudatorio

un cobijo de miserias

un temblor cicatriz
un preciso affaire instante

un aura impuro

o como tal
un suicidio inventariado
un

 inV

iernO

la extrema palideZ

cuando quimera

lo que dura una hora

lo que te proclama un mes

lo que

un náufrago dicta

lo rediman malabarES


-Un solo aplauso

de prontos. del error que me pesas

del rumor que te atiendes


de esa otra Nu Be
 alfa blanquinegra
omega
al fiN




                                                                                                   




                                                                                                    



22/10/13

INÚTILES LIBÉLULAS. A ESAS DIGO



['MI DIOS NO  ESTUVO MI DIOS NO QUISO MI DIOS NO DIJO
'...mostrando  que encima de este cielo hay otro cielo y que entre ambos cielos se ven las nubes  y entre las nubes el mar'.-R.Zurita]


todo
menos hacerse a la invisibilidad
y de a trechos
fosilizarse como se diluyó
a su suerte mi
un retrato

sabor a nada

más poner en punto de fuga
                                                                            [-menos Bach-]
y
          de a golpes
excitar lo inviolable
de un
mi espejo  canción
plegaria
t
r
u
e
no de ciudad ambiválida locura. No es eso)
                                                    Mi dios)

casi manos llenas  su
inmensa versatilidad
-hoy, carisma caricia
-mañana, laberinto que fue ayer.

A esas,  digo,
ciegas  ascuas
decires de poema que se va derecho al mar de
vértigo
oh! digáis  notarles mares
A esas cubro escamas
que
mi -su- demiurgo ni osaba marginar
por no nadarlas.


y les susurro pies de página
en secreto
pues, arcano amor de amor
que con amoR Se
a
-paga

No
mi dios reBelión nudo y eSpiga


Tarde asomaron  las selvas:
tarde, la  hora común de condonarla
y  adeudarla al sinfín de  manantíos

cientos porsieMpres                baladas



A esas mismo


('desnudarse hojas, hoja. Toma un lirio sueño y   sueñas...'  Lili bat)

16/10/13

A LA TINIEBLA, EL INVASOR



['Recordemos ese mundo donde tú y yo somos lo que no es.' Rosamel del Valle]

y
ahora, aun sea
advertir desde el pedestal
todos los puntos de sombra
para posarlos  luego
puro abismo
en el rito,
 aun ya no menester,
mis bienes,
sí temblor.
y nortarte en pies valgos desasidos
cuánto se te adensa  el sueño
si ni voluntad te ampara
y
vestirte aquel  traje de etérea oscuridad
por ver
cómo
qué
que nada turbe más esa ínsula rumorosa
en la que holgarse es guarda
y
es desgarro codiciarte.

o prenderte cabellos deslucidos
en un broche inusual de des
                                       aliento
Túrbalos, ríos como copas
de elixir al punto ensueño

porque un aura me anide sin permiso
al abrigo imposible de tus dejos.

y calzarte en azules desvaídos
solo al fin
sólos temor
y mar de lámparas...

ves?
me clama incorpórea la tierra.  se me encalma
ya, ¡ay, dicha!
-oí céspedes  de inmensa algarabía  cínica-
y
despertaba al runrun  de un  nombre.
alba
alga
negra
y
escarcha.  soN Nocturnos...]





5/10/13

MAÑANAS QUE TE DESHACEN OTOÑOS









[todo mudaba  de  sitio. solo el viento dejó soberbio un  no]




-Que de causa a causa, lagos
de infinito a fondo inútil
aleves poderíos,

de inocencia a turbiedad.
solo el dios
 al mirador almirante
y aun después, desvencijado, un tropel poético conspirando  ensueños.

y esa otra más sutil improcedencia de rubricar
LeS
poetas,
entrada en comas,
salida en ascuas
recepción en envolturas de impecable  factura
 abandonos frío adentro.
Que de  nidos dos presagios de mirada a quien alga por  sí se  aclama y al tiempo la adormecen, improntos, único  escenario fronterizo.
Ipso, otoños
Las mismas horas parvas
misma rasante luz ya antojo y altanera

que a la mañana la orlan desechos
unos, como un floreado camino de papel cansado
que se sabe lápiz
que no le incumben sombras
que se ignora sorbo
que se insufla dolor
que se lucubra  dios en falso
-avenida de laureles-
que hipérbaton se detona
sin gesto inútil de   nulas
 nuncas

Que te tengo,
díctame, por deshacerte
-ay, mi mañana, un otoño
imparcial
despavorido-
con los árboles preñados
y prendidos  flor a flor apétala,
hasta delirarte  amores de profecía


O te tengo  insólito apocalipsis de fe
a darte a la voz auspicios
en otra indivisa línea sucesoria  de  reVersoS
cuando adviertas
ahoras
horas sin línea de flotación porque
p
e
r
día
n
todo azur o todo gualdas
al amanecer indeciso,
cuando luces
-Presto
ocasO-

 de fláccida composición
perfilaban
quedo un nombre...