ni chivatos ni chivatas ni agentes secretos

11/9/14

*pero las horas vuelan  a la medida de incautos inmortales.
a ellos la gracia del presente
aunque les blinde
la carga en quintales de fracaso

las horas cumplen
a  tamaño real inverosímil
de los álamos//como hombres//paja

a ellos, actores de impaciencia,
el colosal abrigo
a un solo de oscuros
y  nostalgia.

todo es cima y es hondo
y es fácil
de cumplidos//
cuando una sola hora pasa*


[*P-----R*   11 septiembre 2014]

30 comentarios :

  1. La mejor descripción de lo que puede suceder en una hora. Eres genial PMPilar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. A veces las horas permanecen quietas, mientras nos ven pasar a nosotros.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
  3. ...actores de impaciencia !

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Las horas duran más o menos en función de cómo las vivamos, de cómo las disfrutemos, o incluso de cómo ellas quieran venir. Un abrazo y buen fin de semana Pili.

    ResponderEliminar
  5. La medida es la misma siempre, solo cambia como se vive.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. ah,increíble como juegas con las palabras,los versos,como parece que se "arman solos" pero, tu mirada,siempre dejando su huella!

    ResponderEliminar
  7. Bueno Pili, a quien le quepa el sayo... Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Ya lo creo que las horas vuelan, los meses, los años y heme aquí ya abuela sin explicarme cómo ha podido llegar todo tan rápido. Gracias por ese poema a la luna que me has dejado en mi "casa", me ha encantado y.........¡¡ LO HE ENTENDIDO PERFECTAMENTE !! Besicos

    ResponderEliminar
  9. Bellísimo.
    Un abrazo¡

    ResponderEliminar
  10. Horas como eras que se tienden al sol de la nevada.

    ResponderEliminar
  11. Hora a hora hacia el precipicio.

    ResponderEliminar
  12. Las horas cumplen nosotros somos víctimas... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hoy te dejo poema...

    ;)


    Le ballet des heures

    Les heures sont des fleurs l’une après l’autre écloses
    Dans l’éternel hymen de la nuit et du jour ;
    Il faut donc les cueillir comme on cueille les roses
    Et ne les donner qu’à l’amour.
    Ainsi que de l’éclair, rien ne reste de l’heure,
    Qu’au néant destructeur le temps vient de donner ;
    Dans son rapide vol embrassez la meilleure,
    Toujours celle qui va sonner.
    Et retenez-la bien au gré de votre envie,
    Comme le seul instant que votre âme rêva ;
    Comme si le bonheur de la plus longue vie
    Était dans l’heure qui s’en va.
    Vous trouverez toujours, depuis l’heure première
    Jusqu’à l’heure de nuit qui parle douze fois,
    Les vignes, sur les monts, inondés de lumière,
    Les myrtes à l’ombre des bois.
    Aimez, buvez, le reste est plein de choses vaines ;
    Le vin, ce sang nouveau, sur la lèvre versé,
    Rajeunit l’autre sang qui vieillit dans vos veines
    Et donne l’oubli du passé.
    Que l’heure de l’amour d’une autre soit suivie,
    Savourez le regard qui vient de la beauté ;
    Être seul, c’est la mort ! Être deux, c’est la vie !
    L’amour c’est l’immortalité !
    Gérard de Nerval


    Y besos!!

    ResponderEliminar
  14. ...et bien, j'usqu'aujourd'hui j'étais sûre d'ambrasser la meilleure des heures, sans doute, chère Eva!
    puis, on dira peut-être...

    y besos abrazos

    ResponderEliminar
  15. Hola Mª Pilar, que tengo que decir de las horas,que pasan sin darnos cuenta de la importancia que tienen.
    Me robaron el bolso y en él llevaba el movil con tu teléfono y lo he perdido,cuando puedas me mandas un Waap.con tu foto ,pues te extraño.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. El tiempo y su tiranía son incapaces de detenerse.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. todo es cima y es hondo.. me gustó esa imagine tan panteísta de la vida..
    un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Pilar, el hombre precipita el tiempo...y se eleva a la cima para después desbocarse al abismo...No es consciente de esas horas, que le hablan del espíritu, del la calma y de la eternidad...Mi gratitud por tu visita y por tus profundos y genuinos poemas...Mi abrazo inmenso y mi cariño.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  19. Por tun sabroso comentario

    ResponderEliminar
  20. Cima y hondo son sentimientos contrapuestos que habitan a la par en nuestras vidas; son contradicciones en una misma mente. Así lo he interpretado Pili. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
  21. Minutos, horas, segundos, instantes dentro de una eternidad.
    Un gran Beso.

    ResponderEliminar
  22. Nada se detiene la vida va como un río imparable,estemos dentro o no,hermosa entrada,saludos.J.

    ResponderEliminar
  23. Estupendas las cosillas que nos dejas. Siempre un placer pasar por tu blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Bonitas tus letras¡
    Esas horas interminables, o, en caso contrario, a veces insuficientes
    Bss

    ResponderEliminar
  25. El tiempo, ese monstruo que nos devora lentamente.
    Cada hora es un golpe a nuestra ingenua existencia, un martillazo a nuestra débil coraza de presumidos guerreros de la vida.

    Un placer pasar por tu "ro-manos libres"

    Abrazos Pilar.

    ResponderEliminar
  26. Las horas vuelan sin alas ni nostalgias. Poco les importa si ya no tengo ganas de correr. Si me quedo sentada en una silla y las dejo que corran, y corran, y corran, llevándose los días, las vidas los ensueños.
    Horas nuevas vendrán, días nuevos, nuevas vidas, nuevas gentes.
    Y yo seguiré volando, y yo seguiré siendo.
    ¿Qué hora es?
    Ay, Pilarica mía. Cuanto te quiero.
    Y no se nota nada.
    Pero se que te tengo y que me tienes.

    ResponderEliminar
  27. Ay, Pilar, debo ser la reina de las incautas, porque mis horas suelen volar desaforadas o juguetonas y siempre me falta tiempo para hacer o dejar de hacer todo lo que se me viene a la cabeza.

    Hasta creo que los relojes, en vez de medir el tiempo, miden esos "quintales de fracasos" de todos mis fías perdidos.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  28. El dios Cronos necesita que la potencia humana se le suba en lasa barbas, lo domine y le indique, no ya el camino, que seguramente no depende de su departamento, sino el mejor ritmo para satisfacer la dicha de recorrerlo, que sí que está condicionada por este dios tirano e implacable. Un beso

    ResponderEliminar